No cabe duda de que, Gran Bretaña es un lugar lleno de tradiciones e historia, y en su mayoría basadas en su monarquía que es una de las más antiguas del mundo, y una que sigue siempre dando de qué hablar.

Una monarquía llena de historia y conquistas, caballeros, príncipes, cerrajeros, ladrones y héroes, pero sobre todo tradiciones, y en especial en lo que concierne a los bebés reales.

Los británicos disfrutan todo lo que gira alrededor de las noticias y eventos de los miembros de la familia real, y en especial cuando viene en camino algún nuevo miembro de la familia.

Algunas tradiciones ancestrales

El dar a luz en el palacio

Durante décadas, la realeza dio a luz en casa. La reina Isabel II nació en una casa familiar privada en Londres y dio a luz a sus hijos Carlos, Andrés y Eduardo en el Palacio de Buckingham. Su hija, la princesa Ana, nació en otra propiedad real llamada Clarence House.

Sin embargo, esta tradición se rompió con la Princesa Diana ya que tanto el Príncipe William como Harry nacieron en el Hospital St. Mary en el ala privada Lindo.

Kate Middleton también dio a luz al príncipe George y a la princesa Charlotte allí. Aunque se informa que Kate Middleton está pensando en cambiar la tradición y dar a luz a su tercer hijo en casa.

La participación del padre

Hasta el nacimiento del príncipe Carlos, no se permitía a los padres en la sala de partos, durante siglos, el parto se conoció como un evento exclusivamente femenino y los hombres permanecerían fuera de la sala de partos.

Tan sólo se permitía la presencia de hasta tres parteras, aun cuando exista un Gineco obstetra.  Se sabe que Kate Middleton tuvo tres parteras que la acompañaron durante el nacimiento de la princesa Charlotte, todas las cuales juraron guardar el secreto.

Hoy en día, el padre está presente y hasta se espera la baja por paternidad, de hecho, el príncipe William recibió una licencia de paternidad no remunerada de la Royal Air Force por el nacimiento de sus dos hijos.

El nombre

Los bebés pertenecientes a la realeza tienen entre tres y cuatro nombres, que suelen combinar nombres de monarcas y parientes anteriores.

El nombre completo del príncipe George es George Alexander Lewis y el nombre completo de la princesa Charlotte es Charlotte Elizabeth Diana. El nombre completo del príncipe William es William Arthur Philip Louis.

Hasta principios del siglo XX, los bebés reales no tenían apellido, se les conocía por los nombres del condado en el que gobernaban.

Este año, Prince George simplemente será conocido como George Cambridge.

El bautizo

Son bautizados unos días después de su nacimiento y tienen seis padrinos que no serán miembros de la familia. Y es oficiado por el Arzobispo de Canterbury Cabeza oficial de la Iglesia Anglicana. 

El traje de bautizo, o faldellín, tiene un significado histórico.  Durante las últimas ocho generaciones, se ha usado el mismo vestido como réplica del que se usó en 1841 durante el reinado de la reina Victoria. Sesenta y dos bebés reales han lucido este original vestido.