Con guarderías, escuelas y actividades canceladas, es posible que estés buscando nuevas formas de entretener a los chicos en casa.

Dejarles todo el día a sus anchas, frente a los videojuegos o los dibujos animados no les hará mucho bien, así que hay que ponerse creativo, estimulando una actividad diferente que a la larga le traerá un sinfín de beneficios como es la cocina.

¡Este es un buen momento para involucrarlos en la cocina! Esto no solo les enseñará acerca de la alimentación saludable y las habilidades alimentarias que durarán toda la vida, sino que también puede brindarte un descanso de la planificación de comidas y la cocina.

Los estudios también muestran que los niños que participan en la cocina pueden tener más confianza en la cocina, estar abiertos a probar nuevos alimentos y es más probable que coman frutas y verduras. ¡Diviértete en la cocina y prueba estos sencillos consejos que disfrutarán toda la familia!

Planificación de comidas

A los niños siempre les encanta que los tomen en cuenta, y disfrutarán participando con el resto de la familia en la planificación de comidas y refrigerios.  Puedes presentar sugerencias con fotografías y colócalas en el refrigerador para que cada uno escoja lo que desea.

Puedes variar escogiendo días de comidas divertidas, de manera de que exista un balance adecuado en la alimentación.  Puedes probar con diferentes temas de cena, por ejemplo, viernes de pizza, martes de hamburguesas, miércoles sin carnes, sábados de barbacoa, y hasta podrías probar un día a la semana de comidas regionales de tu país, o del mundo.

Luego puedes comenzar a crear una carpeta con las recetas favoritas de cada uno de los miembros de la familia.

Beneficios de cocinar en familia

Son muchos los beneficios y ventajas, pero la principal es que los chicos se pueden familiarizar con los diferentes alimentos que se cocinan, así como aprender qué alimentos son más saludables y beneficiosos para su crecimiento.

Además, se sentirán más seguros de sí mismo, al sentirse útiles y que pueden ayudar en diversas tareas del hogar, no sólo en la cocina.

La seguridad, ante todo

Quizás el pensar que los niños estén en la cocina puede general nerviosismo, pero si tomas en cuenta ciertas medidas de seguridad, verás que podrán disfrutar.  Así como un cerrajero coloca la cerradura que mejor se adapta a tus necesidades, tú deberás escoger qué tarea podrán efectuar tus niños acordes a su edad.

Inclusive, los pequeños de hasta dos años pueden participar en la cocina, con la supervisión de un adulto, teniendo siempre en cuenta las reglas de seguridad alimentaria y de cocina, siempre lavándose las manos con regularidad.

Los más pequeños pueden encargarse de lavar las frutas, contar los ingredientes, reunir los ingredientes simples, triturar papas, zanahorias, plátanos, colocar los capacillos en los moldes, mezclar los ingredientes, y los más grandes, pueden cortar verduras blancas, leer las recetas y escribirlas, hacer sus propios sándwiches o tortillas, y los mayores podrán utilizar el microondas y la estufa, siempre supervisados, seguir las recetas, utilizar equipo de cocina, y hasta cocinar comidas fáciles según su habilidad.

Así que no lo dudes más, ya que todos se divertirán, aprenderán y sobre todo disfrutarán un tiempo de calidad en familia, que es tan importante en estos tiempos.