Es común que las madres digan con frecuencia que se han quedado sin tiempo, a veces nos preguntamos en que se nos va el día, pero en otros casos reconocemos que es difícil conciliar con todas nuestras actividades diarias, sin embargo, cuando se es madre el tiempo pasa aun más rapido. 

El trabajo y la maternidad son incompatibles los primeros días, es decir, aun en el comienzo del embarazo podríamos presentar algunos inconvenientes para trabajar, pero, es común que llegue el momento de quedarnos sin tiempo para otras tareas ya que las responsabilidades como madres son obligatorias y es necesario cumplirlas. 

Consejos para ayudarnos a recuperar nuestro tiempo

Para algunas madres resulta imposible organizarse de un día para otro, es por ello que lo más recomendable es tomar todo con calma, y aprender a organizar nuestras rutinas diarias y si aproximarnos a una semana organizada. 

Para organizarnos efectivamente debemos ser conscientes de nuestras capacidades y limitaciones, los siguientes consejos son para madres que necesitan gestionar mejor su tiempo: 

Establece prioridades: uno de los problemas para organizar mejor nuestro tiempo, es la falta de criterio al momento de establecer nuestras prioridades, generalmente no le damos prioridad a lo correcto, por ende, es importante ser sinceras con nosotras mismas, dale paso a lo que necesitas hacer hoy no te agobies con el mañana, para organizarnos efectivamente procuremos hacer las cosas más urgentes de primero y así sucesivamente con el dia. 

Elaborar un menú semanal: las comidas diarias pueden quitarnos algunos minutos del día si no nos organizamos adecuadamente, por lo tanto es conveniente tener un menú que nos evite complicarnos al momento de cocinar, esto nos permite que podamos comprar con anticipación todo lo que necesitamos, por ende también es bueno realizar una lista de compras evitando así gastos innecesarios. 

Delegar tareas: este suele ser uno de los puntos más difíciles por cumplir, porque no depende principalmente de nosotros, sabemos que como madres queremos ocuparnos de todo al mismo tiempo, sin embargo, es importante que todos en la familia ya sean los hijos y el esposo tenga una cuota de responsabilidad con las diferentes actividades y tareas del hogar. 

Apagar el móvil: sabemos que el móvil es una fuente de distracción y se ha convertido casi en un vicio, para algunas madres suele ser una herramienta importante de trabajo, sin embargo, debemos procurar concentrarnos en las tareas realmente importantes y no distraernos más de lo debido. 

Consideraciones finales 

Pide y acepta toda la ayuda que tus familiares y conocidos puedan prestarte, sabemos que como madres desees cumplir con todo, pero hay múltiples tareas que puedes delegar en toros, por ejemplo si hay problemas con la seguridad de tu hogar, puedes delegar esa responsabilidad en tu esposo y él se encargará de solventar cualquier inconveniente con el cerrajero profesional. 

Por otra parte, es recomendable crear una rutina diaria realista, esto podría ayudarnos a organizar nuestro tiempo, en el momento que nos acostumbramos a crear ciertos hábitos, ahorraremos tiempo en las actividades diarias.

Finalmente, debes comprender que no eres una supermamá y que no todo debe hacerse siempre a la perfección, así comenzaremos a disminuir los niveles de estrés y ansiedad, o mas importante es que sigamos con nuestra prioridad que es tratar de ser las mejores madres y no tratar de ser heroínas, toma cada día con calma y disfruta de la etapa de ser madre.