El instinto materno es un mito para algunas personas, sin embargo, es una realidad para la mayoría de mujeres que han experimentado, lo cierto es que el deseo de alimentar y cuidar a los bebés es indispensable para la supervivencia de la especie humana. 

De igual forma, es un tema que ha generado gran debate en la población y sus detractores insisten en que no existe genéticamente el impulso de las mujeres de ser madres o de defender o cuidar a sus hijos, en el caso de tenerlos. 

¿El instinto maternal es un mito o una realidad?

¿Qué es realmente el instinto materno? 

Todas las mujeres están preparadas naturalmente para reproducirse, pero la maternidad es una decisión personal, fuera de toda la imposición o presión social, están libres de creencias erróneas acerca del hecho de tener que convertirse en madre solo por ser mujer, pero ¿Realmente existe un instinto maternal? 

Lo primero que hay que tener claro es el instinto, este puede definirse como un conjunto de reacciones generalmente en los animales para la conservación de la vida del individuo y de la especie en general. 

Si se aplica este tipo de definición en las mujeres, todas deberían sentir el instinto maternal, pero ¿Por qué no es así? lo cierto es que en la actualidad no existen pruebas que certifiquen la existencia de un impulso instintivo por tener hijos. 

En la actualidad aún hay mujeres que no desean tener hijos, la sociedad las califica como egoístas y se les asegura que se arrepientan de no tener descendencia, sin embargo, es necesario romper con esas creencias. 

Cada ser humano debe ser libre de elegir su camino y la maternidad es opcional, ninguna mujer en el mundo debería sentirse obligada a ser madre, al igual que ninguna debería ser juzgada por decidir vivir su maternidad en plenitud. 

Cambios hormonales durante el embarazo 

El embarazo promueve un conjunto de reacciones biológicas y por ello hace que se produzcan cambios importantes en el cerebro, además la materia gris se vuelve más concentrada, la actividad aumenta en las zonas del cerebro en la que funciona la ansiedad, la empatía y la interacción social, es allí cuando se produce una relación más estrecha entre la madre y el hijo. 

Los niveles de oxitocina aumenta y este es el sistema responsable por la unión entre la madre y el hijo a lo largo de todas las especies, específicamente en los mamíferos y también aumenta durante el embarazo y el post parto. 

La oxitocina es una hormona que genera el cerebro de forma natural, especialmente el hipotálamo y es segregado por la glándula pituitaria, está ubicada en la base del cerebro y es conocida como la hormona del amor, porque está relacionada con los sentimientos positivos, la felicidad y el amor.  

Finalmente, aunque el instinto maternal no se ha comprobado científicamente, pero sí se ha mantenido en la sociedad, es considerado como algo normal, todos en algún momento tenemos el instinto de proteger a nuestros seres queridos, desde el hogar podemos hacerlos simplemente con el duplicado de llaves en Barcelona y entregárselo solamente a personas de nuestra confianza., logrando así mantener seguro nuestro hogar y a nuestros familiares.