Sin duda alguna tener hijos cambia la vida de una mujer a niveles inesperados, es un punto de no retorno donde nada volverá a ser como era antes, cómo afrontar esta nueva etapa dependerá de diferentes variables, si es un embarazo deseado, estabilidad económica y emocional de la futura madre y como se siente ante esta situación. 

Alguna de estas variables causan un poco de temor en las mujeres y es por ello que deciden ser madres más tarde, incluso algunas optan por no tener hijos, sin embargo, existen formas y estrategias para llevar una vida organizada y maravillosa siendo madre, en los siguientes puntos presentaremos algunos consejos para hacer de este proceso una hermosa etapa de crecimiento. 

Tips para volver al trabajo 

Paciencia: si tienes un empleo tanto dentro como fuera de casa debes tener mucha paciencia, es necesario evaluar algunas prioridades, como los cuidados del bebé, las jornadas de trabajo, nuestras necesidades personales, en fin, hay que hacer una lista d e prioridades y sabes que en muchos casos esto podría cambiar, pero que sí será posible lograr cumplir con todo. 

Automotivarnos: posiblemente habran dias no tan buenos, sin embargo, debemos saber cómo mantenernos activas y con buena energía, debes pensar cuáles son tus metas y deseos profesionales, fija una lista de objetivos a corto, mediano y largo plazo, si estás buscando un nuevo empleo, actualiza tu curriculum, conoce nuevas empresas, etc. 

Actualizarnos: es un consejo importante, durante el tiempo que estuvimos embarazadas y cuidando al bebé, el mundo laboral y profesional cambió notablemente, es por ello que se aconseja leer las últimas novedades en tecnologías, ponerlas en práctica si esta a tu alcance, leer informacion en paginas web profesionales, entre otros. 

Contactos: para volver al campo laboral, también puedes llamar  a tus amigos o conocidos, indicandoles que estás en la búsqueda de un empleo y si ellos se enteran de algún puesto o vacante podrian avisar y tomarse en cuenta para futuras entrevistas, evaluando así si se ajusta a tus necesidades. 

Insistir, persistir y nunca desistir: equilibrar el rol de mujer, mamá y profesional no será fácil, sin embargo, el hecho de ser madres no puede ser un obstáculo ante nuestras actividades y metas personales y profesionales. 

La organización es la clave

Una de las cosas más difíciles luego de ser madres es lograr el equilibrio entre tus hijos, el trabajo, tu pareja y por supuesto el cuidado que debes darte a ti misma, para lograrlo satisfactoriamente puedes tomar en cuenta los siguientes tips:

  • Busca una persona responsable que pueda cuidar a tus hijos, preferiblemente que sean los abuelos o algún familiar cercano, sin embargo, las guarderías o jardines infantiles son una buena opción. 
  • Habla con tu pareja, si has decidido retomar tu vida laboral, lo mejor es entablar una conversación seriamente con él y que ambos decidan cómo serán las nuevas responsabilidades en casa y cual sera la mejor persona para cuidar tu bebé. 
  • En casa organízate lo mejor que puedas, es posible que entre los quehaceres del hogar y las responsabilidades laborales algo olvidemos, lo mejor es tener una agenda para ambos lugares y tratar de cumplir con todas las actividades sin perder el enfoque. 

En resumen, tratar de acoplar todos estos roles será un tema complejo para muchas mujeres, no obstante, no será imposible, solo es cuestion de paciencia organización y de mantener una actitud positiva en cualquier acontecimiento o cambio de rutina.