Muchas mujeres cuando se convierten en madres están tan metidas en su rol que pueden olvidarse que tienen una vida, una carrera y muchos suelos por cumplir, lo cual es un error, porque la maternidad no es algo que limita a la mujer, sino algo que la complementa, por ello no hay que olvidarse de que se madre y mujer, nunca las dos cosas separadas.

Por ello lo mejor es, cuando nos sentimos bien, porque la realidad es que una muer que recién ha tenido un bebe quiere y es necesario que este con su hijo, no es oportuno pensar o proponer algo distinto al cuidado de su bebe, incluso por eso dan reposo post parto, porque es importante para la mujer tomarse un tiempo solo para dedicarse a esta etapa, que naturalmente es lo correcto.

Que tu hijo sea tu inspiración

Cuando se tiene un hijo, queremos darle lo mejor, ser su ejemplo de superación y que estén orgullosos de sus madres, por tal razón muchas mujeres suelen emprender negocios, estudiar mucho más y buscar mejores trabajos porque quieren ser mejores para sus hijos.

Y hay que tomar ese momento de inspiración para no olvidar que hay sueños pendientes, para lo cual nunca hay que alejarse de los hijos, sino hacer las cosas junto a ellos, que quizás sea un poco mas cansón y difícil, pero es algo que definitivamente las mujeres pueden hacer, hay muchas que ya lo han hecho y que son ejemplo para el resto de las mujeres del mundo.